Skip to Content (press ENTER)
patient-storyRead this story in English. Otoño 2021 Era la primera nevada de la temporada y Lola Remy estaba cómoda en casa bebiendo un chocolate caliente haitiano casero y con una lista de compras para hacer en la internet. Al final del día, ella, una abogada e instructora de acondicionamiento físico de 40 años estaría en el hospital sufriendo convulsiones por un derrame cerebral. Lola en terapia usando una máquina Lokomat. Después de seis convulsiones, Lola se despertó con un tubo de alimentación y un casco, le extrajeron una parte del cráneo durante una cirugía cerebral de emergencia. Necesitaría volver a aprender a tragar, hablar y caminar. Su primera prueba se produjo cuando salió de los cuidados intensivos para el Spaulding en Cambridge y se le pidieron que se sentara durante 20 minutos, lo que la fanática del acondicionamiento físico llamó de "lo más difícil que ya paso en su vida ". Lola hizo un excelente progreso en Cambridge y continuó mejorando al ser transferida a Spaulding Boston. Cuando finalmente llegó su fecha de alta, estaba emocionada pero aprensiva. El personal proporcionó sesiones virtuales con su familia para ayudar a todos a prepararse para el regreso de Lola a casa. “El personal de Spaulding es increíble”, dijo Lola.

Conozca a Lola

patient-story
Lola smiling as she stands in front of her brightly painted front door.

Conozca a Lola

Lola, agradecida por hoy estar en su hogar.

Read this story in English.

Otoño 2021

Era la primera nevada de la temporada y Lola Remy estaba cómoda en casa bebiendo un chocolate caliente haitiano casero y con una lista de compras para hacer en la internet.

Al final del día, ella, una abogada e instructora de acondicionamiento físico de 40 años estaría en el hospital sufriendo convulsiones por un derrame cerebral.

Lola usando una máquina Lokomat.

Lola en terapia usando una máquina Lokomat.

Después de seis convulsiones, Lola se despertó con un tubo de alimentación y un casco, le extrajeron una parte del cráneo durante una cirugía cerebral de emergencia. Necesitaría volver a aprender a tragar, hablar y caminar. Su primera prueba se produjo cuando salió de los cuidados intensivos para el Spaulding en Cambridge y se le pidieron que se sentara durante 20 minutos, lo que la fanática del acondicionamiento físico llamó de "lo más difícil que ya paso en su vida ".

Lola hizo un excelente progreso en Cambridge y continuó mejorando al ser transferida a Spaulding Boston. Cuando finalmente llegó su fecha de alta, estaba emocionada pero aprensiva. El personal proporcionó sesiones virtuales con su familia para ayudar a todos a prepararse para el regreso de Lola a casa.

“El personal de Spaulding es increíble”, dijo Lola. “Empiezan siendo extraños, pero ofrecen un cuidado, compasión y amabilidad increíbles. Espero cada día estar contribuyendo al mundo de la forma en que ellos lo hacen ".

Con terapia ambulatoria continua, Lola ha regresado a trabajar como abogada en una organización sin fines lucrativos para sobrevivientes de abuso doméstico. “Soy una voz para las personas que superan situaciones difíciles”, dijo Lola. "Quiero cooperar para que el mundo avance hacia una mayor diversidad, equidad e inclusión, en todos los sentidos".

Los generosos donantes apoyan a pacientes como Lola mientras ellos construyen un nuevo futuro. Con el apoyo de las donaciones del Fondo Anual, este año Spaulding ha invertido en tecnología de telesalud y atención virtual, nuevos equipos para nuestros gimnasios de terapia de vanguardia, programas para promover la diversidad, la equidad y la inclusión entre el personal y los pacientes, y más.

Mientras nuestro equipo aborda las necesidades de los pacientes hoy, también debemos mirar hacia el futuro. El compromiso con la innovación en los cuidados y estudios de investigación de la rehabilitación es fundamental para la misión de Spaulding.

En los 50 años de historia de Spaulding, hemos mejorado la calidad de vida de cientos de miles de personas. Juntos, y con generosas donaciones, continuaremos investigando y brindando la mejor atención para todos nuestros pacientes, ahora y en el futuro.

Imagine the Possibilities

At a time when scientific advancements can help make the impossible possible, an investment in rehabilitation medicine has never been more necessary—or more promising.

Your gift to Spaulding can make a real difference...starting now.